Elecciones: albazo o madruguete

Rumbo al 1 de julio el ¡voto por voto, casilla por casilla!, regresa al escenario electoral. La pesadilla de los últimos procesos federales y locales parece revivir luego de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación(TEPJF) revocó los cambios aprobados por el Instituto Nacional Electoral (INE) para agilizar el conteo de votos de las elecciones de 2018.

La impugnación de Morena, Movimiento Ciudadano y el PAN bajo el argumento de un presunto “manoseo” de boletas, después que el INE reformara su reglamento en noviembre pasado, para modificar la manera de contar votos y acelerar el cómputo en casillas de la elección presidencial, concluyó con la decisión de los magistrados de que el conteo rápido se hiciera “más lento” para garantizar certeza, ante la posibilidad de tener una elección muy cerrada.

Sin embargo, los consejeros encabezados por su presidente Lorenzo Córdova, no quieren esperar hasta después de las 2 de la madrugada para conocer los nombres de los ganadores y el INE planea conteo rápido entre 10 y 11 de la noche. Los datos se extraerán de la hoja de operaciones de cómputo que llenan los funcionarios de casilla antes de que queden asentados formalmente en las actas de escrutinio y cómputo.

Pareciera un juego de vencidas entre las autoridades y los partidos que va del albazo al madruguete, una práctica común en este tipo de jornadas, ya sea para sacar ventaja de la sorpresa y hacer irreversible una decisión o confundir y obligar a una negociación. No hay que olvidar que está en  juego el poder y ‘’al que madruga Dios lo ayuda”.

Al respecto, Luis Carlos Ugalde, ex presidente del Instituto Federal Electoral, afirma que madrugar es el verbo preferido en las elecciones mexicanas, recordemos que él vivió los complicados momentos de la elección de 2006, cuyos resultados derivaron en la pesadilla del plantón de Reforma, por 47 días, encabezado por López Obrador, y que dejó pérdidas económicas por más de 7 mil millones de pesos y el despido de más de 3 mil  trabajadores, como reportó la Canaco.

No obstante, a 12 años de estos hechos, nuestros actores políticos continúan con la cultura del “sospechosismo”, le apuestan a la desconfianza como estrategia electoral para empañar desde ahora los resultados, para muestra, las declaraciones de Andrés Manuel López Obrador: “Yo necesito tener todos los elementos porque no le tengo confianza al Tribunal, pero tampoco le tengo confianza al INE”.

Así, una vez más arrancó el perverso juego de descalificar y restarle credibilidad al árbitro, de colocar por delante el recelo entre ciudadanos y autoridades, sobre todo en la elección más grande en la historia democrática del país, donde se renovarán 3 mil 416 cargos de elección popular, entre ellos la Presidencia de la República; 9 gubernaturas y  los integrantes del Congreso de la Unión.

Sin duda, a casi un mes de que arranquen las campañas, el futuro es incierto, todo indica que como régimen político y como sociedad, estamos lejos de saber ganar o de aceptar perder, de asumir los resultados.

En el debate político la “partidocracia” sólo ofrece descalificaciones y se empeña en demostrar que el contendiente es peor que el otro”, no hay propuestas. Una estampa más de nuestra historia, que nos regresa al México del siglo XX, cuando Martín Luis Guzmán en su novela La Sombra del Caudillo pone en labios de Olivier Fernández, presidente de un partido político: “la política de México, política de pistola, sólo conjuga un verbo: madrugar”. ¿Hasta cuándo?

VERICUENTOS

Mancera

Vaya brete en que metieron al jefe de gobierno de la Ciudad de México,  Miguel Ángel Mancera, con la candidatura al Senado. El acuerdo con el PAN, es que iba como suplente Julio Serna, su jefe de gabinete y a la mera hora, le dijeron que siempre  no. Estas indefiniciones han provocado enojo en el Zócalo, pues no es la primera vez que los azules faltan a su palabra. Ahora Mancera  se hace la vieja y conocida pregunta: ¿Usted le cree a Ricardo Anaya¡Sopas!

Gamboa Reformas

El coordinador de la bancada del PRI, no quita el dedo del renglón, sobre los beneficios de las reformas estructurales. Emilio Gamboa, destacó que la inversión nacional y extranjera ha generado más de 3.3 millones de empleos formales, ampliando las oportunidades para mujeres y hombres que buscan su lugar en el mercado laboral. ¡Órale!

Precampañas rojas

La política se convirtió en una profesión de alto riesgo,  desde el pasado 8 de septiembre, que  inició el proceso electoral 2018, a la fecha, han  asesinado a 28 políticos a nivel municipal y regional. ¿Sucumbirá el Estado a la máxima de plata o plomo? ¡Ups!

@guillegomora

*Nota del Editor: Foto: Especial Internet*