¿Democracia a la carta?

Lo prometido es deuda, Morena anunció desde 2019 que impulsaría una reforma para “reflexionar sobre el papel y atribuciones del Instituto Nacional Electoral (INE)”, y ahora lo tiene contra las cuerdas al más puro estilo del partido hegemónico.

Bajo la bandera de la austeridad y de consolidar un sistema democrático eficiente, Morena y sus legisladores buscan el control de todas las elecciones en el país, desde la presidencial hasta las municipales; disminuir el número de consejeros del INE de once a siete, y eliminar los Organismos Electorales de los Estados (Oples).

En septiembre de 2018, Horacio Duarte, entonces representante de Morena ante el INE, alertó del escenario que vendría, luego de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación revocara por unanimidad la multa de 197 millones de pesos que impuso el INE al partido de Andrés Manuel López Obrador por el mal uso de un fideicomiso que creó para ayudar a los damnificados del sismo del 19 de septiembre en 2017.

“Vamos a revisar si hay condiciones para una nueva Reforma Electoral, yo creo que esta resolución obliga a los consejeros del INE a reflexionar sobre su papel y su trabajo, de cómo hacen sus investigaciones”, dijo Duarte.

Cantó el tiro, y ahora el actual administrador de la Agencia Nacional de Aduanas de México (Anam), lidera la embestida. Horacio Duarte asegura que la iniciativa en materia político electoral busca “hacer más barata” la democracia en el país. ¿Será?

Para el ejercicio de 2022, Morena recibió del INE 1,835 millones 107 mil 842 pesos en prerrogativas y no se quejó. Lo cierto es que, el partido en el poder busca pasar facturas y cobrar viejos agravios a las autoridades electorales a las que por años acusaron de fraude y falta de certezas.

El presidente López Obrador sabe que su propuesta no va a pasar, Morena no tiene mayoría en el Congreso y sólo la está utilizando con fines políticos, con miras a 2024. Poner estos temas para que la oposición los rechace favorece su narrativa electoral de que son “traidores a la patria”.

¡Al diablo las instituciones!, producto de la lucha de la izquierda y la derecha mexicana que derrotó un modelo centralista y abrió el sistema político mexicano a los ciudadanos.

Una batalla que llevó a la creación del IFE (1990) y a la instrumentación de diversas reformas para perfeccionar la operación de un organismo autónomo vigilado por los ciudadanos y garantes de la alternancia pacífica del poder, como en el triunfo de #AMLO en 2018.

Volver al México en el que el gobierno tenga en su mano el control de las elecciones a través de personeros impuestos por él en un nuevo órgano y garantizar su permanencia, es una apuesta muy riesgosa para la democracia representativa, la seguridad nacional y la paz social.

Para muestra las cifras del proceso electoral de 2021, con 90 asesinatos y 693 agresiones contra políticos y candidatos, el más violento de los últimos 20 años, de acuerdo con un informe de la consultora Etellekt. No es un dato menor, la disputa por el poder involucra intereses y grupos de tooodo tipo.

Además, recordemos que en 2023 se renovarán cuatro posiciones en el Consejo General del INE, la del actual presidente Lorenzo Córdova, Adriana Favela, Ciro Murayama y José Roberto Ruiz, quienes fueron nombrados en 2014 para una gestión de nueve años.

Lorenzo Córdova, presidente consejero del INE, ha fijado una postura muy clara: “si algo nos enseña la historia, es que a la democracia hay que cuidarla permanentemente, o si no, cuando menos nos demos cuenta, eventualmente sin quererlo o sin percatarnos, la habremos perdido”.

Algo muy parecido advirtió el pensador socialista Karl Marx: “La historia se repite, primero como tragedia y segundo, como farsa” ¿Ante qué estamos en México en materia electoral? ¿Condenaremos al país a reescribir la negra historia ya superada del partido único que anulaba la voluntad popular?

En juego están la democracia, las instituciones y la credibilidad de México para traer inversiones y recuperar nuestra golpeada economía por la incertidumbre de las erráticas políticas públicas y la inseguridad.

¿Al diablo las Instituciones?, es pregunta.

VERICUENTOS

Monreal teje fino

La experiencia política de Ricardo Monreal Ávila, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, estará a prueba de nueva cuenta con la iniciativa de reforma electoral que envió el presidente Andrés Manuel López Obrador. El zacatecano espera alcanzar consensos con el PAN, PRI, PRD y Movimiento Ciudadano para lograr la aprobación. Sin embargo, la oposición anticipó que votará en contra de la reforma constitucional que busca desaparecer al INE. ¡Sopas!

 Niños, en riesgo

 Durante el conversatorio “¿Cómo detener las desapariciones y feminicidios de niñas y adolescentes en México?, Juan Martín Pérez, coordinador de Tejiendo Redes Infancia en América Latina y el Caribe, reveló que hay 6 mil 400 menores y adolescentes desaparecidos y que el 2021, ha sido el año con mayor número de niños desaparecidos al registrar oficialmente más de mil 900, en un contexto de guerra como la que se vive en el país. Estudios realizados sobre este delito en México, destacan que los menores que desaparecen, especialmente de entre 7 y 17 años, son utilizados para trata, reclutamiento de la delincuencia organizada y explotación sexual entre otros. #ConLosNiñosNo

@guillegomora

*Nota del editor: foto en portada: Presidencia*