#ConLasMujeresNo

En México, las mujeres somos mayoría: sumamos 63.9 millones (51%) de los 125 millones de personas que habitan el país.

En el padrón electoral, representamos el 52%; por primera vez, la Cámara de Diputados cuenta con 245 mujeres (49%), el Senado con 63, (49%). Sin embargo, el ancestral menosprecio oficial y social hacia nosotras persiste.

Muestra de ello, la reciente embestida gubernamental contra los 132 refugios para mujeres que viven violencia extrema y que atienden a más de 20 mil víctimas en el país.

Espacios que previenen feminicidios, restituyen derechos y promueven el empoderamiento de las mujeres, niños y niñas.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, “Por instrucciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, los refugios no recibirán subsidios del gobierno para la prestación de servicios este año”.

Vaya desatino, la decisión provocó una revuelta al interior del Gabinete de la #4T, legisladores y la sociedad civil. Sí, esa, a la que subestima López Obrador y no desea transferir recursos públicos.

La protesta fue tal, que  obligó a la Secretaría de Salud a reactivar la convocatoria para asignar los subsidios por 346 millones de pesos aprobados para 2019 en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

El problema no es menor, se trata de un asunto de vida o muerte, las cifras son vergonzantes y terroríficas, datos del INEGI revelan que de las mujeres de 15 años y más, el 66.1% ha enfrentado al menos un incidente de violencia alguna vez en su vida, en tanto que el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública reporta que en 2018 fueron asesinadas 3,580 mujeres; es decir, en el país casi 7 de cada 10 mujeres han sido víctimas de violencia y durante el año pasado fueron asesinadas en promedio casi 10 mujeres por día.

Un informe de la ONU confirmó en 2018 que el lugar más peligroso para las mujeres es su hogar, cada hora se registran seis asesinatos cometidos por sus parejas, exparejas o familiares, casi siempre hombres.

En México, el 56% del país se encuentra en Alerta por violencia de género y más del 66% de las mujeres ha vivido algún tipo de agresión.

Sin embargo, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, (CONAVIM), no ha implementado un mecanismo que dé seguimiento puntual a las recomendaciones para revertir la situación y los contextos de violencia feminicida que registra elevados índices en Veracruz, Guerrero, Jalisco, Morelos y el Estado de México.

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), revela que los feminicidios en México aumentaron 104 % en los últimos tres años, con un total de 2,560 casos.

Otro dato de miedo es que las llamadas de emergencia relacionadas con incidentes de violencia contra la mujer crecieron un 85 % entre 2016 y 2018, pasando de 92,604 reportes a 172,210 en tan solo dos años.

Ignoradas desde hace mucho tiempo, las mexicanas deben enfrentar a diario el miedo, la desconfianza institucional, la discriminación y la normalización de la violencia, entre otros obstáculos, que atentan contra su vida, su desarrollo y su familia.

Una dolorosa realidad que obliga a reflexionar y actuar. La rectificación de la Secretaría de Salud y la reactivación de la convocatoria, no es una concesión política, es un triunfo de quienes defendieron el derecho de las mujeres a vivir libres de violencia. #BastaYa  #ConLasMujeresNo

VERICUENTOS

Guardia Nacional

En la Cámara de Diputados se acelerará el paso para aprobar en comisiones el dictamen correspondiente a la minuta del Senado sobre la Guardia Nacional. Ricardo Monreal le dejó la vara muy alta a su homónimo parlamentario de Morena, Mario Delgado, quien manifestó que a él le gustaba más cómo quedó la “policía militarizada” aprobada en San Lázaro. ¿Será que pueda emular el logro del zacatecano, que aplicó la negociación en lugar de la burda aplanadora? Lo sabremos el jueves 28 de febrero. ¡Órale!

El negocio de la educación

Durante el foro “Hacia una nueva legislación para el fortalecimiento de la educación de niñas, niños y jóvenes”, que se realizó en el Senado, el consejero del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), Bernardo Naranjo, advirtió que existe un deseo de volver al pasado. Aseguró que la venta de plazas a los maestros representa un negocio de entre 6 mil y 10 mil millones de pesos al año.

Chantaje magisterial

Por cierto, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación(CNTE) instaló un plantón frente a la Cámara de Diputados, e inició con sus movilizaciones a nivel nacional, en el marco de la discusión de la reforma educativa.

Los profesores disidentes no están de acuerdo con los conceptos de excelencia y calidad en el planteamiento del presidente López Obrador, y tampoco con los mecanismos de evaluación que prevé el proyecto. ¿Cederán sus amigos diputados de la CNTE? ¡Uff!

@guillegomora

*Nota del Editor: Foto: BTU*