Carpa política: “El tiempo se agota”

Llegamos a finales del 2017 y en nuestro sistema político, rumbo al 2018, suena de fondo la ronda navideña para romper la piñata: “ya le diste uno, ya le diste dos, ya le diste tres y tu tiempo se acabó”. Sí, el cronómetro se ha convertido en la pesadilla de nuestro sistema político y sus principales actores. Para muestra tres botones:

El primero, el Congreso. En la Cámara de Senadores, hoy deberán destrabar el tema del Fiscal Especial para Delitos Electorales, cuya convocatoria, con las bases y requisitos, para elegir al sucesor de Santiago Nieto, no transitó por falta de quórum.

La aprobación del mecanismo fue boicoteada el pasado jueves, por los senadores de la bancada PT-Morena, el vicecoordinador de los perredistasFernando Mayans y dos legisladores sin grupo que no ejercieron su voto. Criticaron la convocatoria porque –dicen–  no garantiza que en el proceso de selección haya participación y escrutinio ciudadano.

Al justificar el boicot, al coordinador del PT, Manuel Bartlett, lo traicionó el subconsciente y confundió 2018 con 1988 al afirmar: “El inicio del fraude electoral del 88 (sic) ya se dio, el fraude que están fraguando y preparando con todas sus piezas para la elección en curso, ya se dio con el despido del fiscal Nieto”. ¡Uff! Bartlett y sus fantasmas de “la caída del sistema”.

Por su parte, el líder de la bancada del PRI, Emilio Gamboa, aprovechó la oportunidad para señalar que acciones como éstas “demuestran, una vez más, que no tenemos mayoría y que los señores que sí tienen mayoría, no quieren que siga el procedimiento sobre la Fepade”.

¿Será que los partidos representados en el Congreso no quieren un fiscal electoral? La convocatoria, que no fue aprobada, prevé que la designación del nuevo titular de la Fepade deberá hacerse antes del 15 de diciembre, fecha establecida en la ley para el inicio de las precampañas a la Presidencia de la República.

El segundo botón: Ricardo  Monreal, delegado en Cuauhtémoc, a quien le debemos el título de la columna, luego de reconocer que el “tiempo se agota” para definir qué hará con su futuro político, pues el Frente Ciudadano por México, nada más no define su método de selección y su líder moral, Andrés Manuel López Obrador, tampoco decide si le perdona sus pecados de coquetear con la mafia del poder.

El zacatecano, que ha militado en cuatro partidos, está en el limbo político y va contrarreloj para elegir lo que más le conviene, a fin de mantenerse en el sistema al que le ha ganado diversas batallas cambiando de camiseta. ¿Será que su espíritu camaleónico lo salve una vez más?

El tercer botónCoahuila, donde está en juego la gubernatura que deberá renovarse el próximo 1 de diciembre. La última palabra la tiene el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), donde se litiga la posible anulación de las elecciones.

Los magistrados deberán analizar y dar su fallo en torno al rebase de tope de gastos de campaña del priísta Miguel Ángel Riquelme, de 9.2 por ciento, como concluyó el INE.

Los integrantes del llamado Frente por Coahuila Digno, los ex candidatos de oposición, Guillermo Anaya, Armando Guadiana, José Ángel Pérez y Javier Guerrero, expusieron ante el TEPJF los argumentos en los que basan su demanda de nulidad de las elecciones de gobernador de Coahuila.

Los ex candidatos sostienen que la lucha cívica emprendida por los coahuilenses es una gran prueba de credibilidad y de impartición de justicia para el tribunal y el árbitro electoral, rumbo al 2018. ¿Aceptarán el reto?

Vale recordar que la toma de protesta del gobernador electo es el 1 de diciembre, y los magistrados aún tienen que resolver la validez de la elección o decidir su anulación.

En fin, el tiempo se agota y nuestros políticos han convertido su quehacer en una ópera bufa, digna de una carpa, que incluye gritos homofóbicos en San Lázaro, pleitos con mordida en la Asamblea Legislativa y redentores de izquierda con pasado priista, entre otros “pulpos chupeteadores”, como diría Jesús Martínez “Palillo”.

VERICUENTOS

Rudeza Vaticana

Los demonios andan sueltos en tierras santas, sin aviso previo, le fue retirado a la Ciudad de México el reconocimiento Giuseppe Sciacca por el programa El Médico en Tu Casa.  A dos horas de la entrega, los organizadores del premio sacaron de la lista a la CDMX. Ahora,  el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, espera una explicación del Vaticano que ha hecho mutis, aun cuando en días pasados el secretario de Salud, Armando Ahued, entregó al Papa Francisco un informe completo de la cobertura en salud y una carta personal de agradecimiento de Mancera. Vaya diplomacia. ¡Santos desprecios!

guillegomora@hotmail.com
@guillegomora