Banxico, ¿legislar por encargo?

Vaya boomerang que les cayó en el Senado, luego de la polémica que generó la aprobación al vapor de la iniciativa para modificar la Ley de Banco de México (Banxico). La mayoría morenista tendrá que analizar de nuevo el tema, con una perspectiva que no dañe la confianza en las instituciones y la certidumbre para la inversión.

Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política, justificó su ligereza legislativa así: “En un régimen democrático, no se deben limitar ni el análisis ni la discusión de temas de gran envergadura como esto. Todas las voces deben de escucharse, participar hasta alcanzar la mejor solución para el país”. Entonces, ¿por qué no lo hizo antes?

Las señales de alerta se manifestaron de diferentes formas y sectores, incluso entre los militantes de la #4T. Gerardo Esquivel, subgobernador de Banxico, advirtió en un tuit: “Lamentable que se hayan aprobado en el Senado reformas a la Ley del Banco de México que ponen en riesgo a las reservas internacionales y que atentan contra la autonomía del Banco de México. Espero que en la Cámara de Diputados se corrija esta situación”.

También en algunas entrevistas radiofónicas aseguró que la reforma a ley orgánica de Banxico quizá podría beneficiar a Banco Azteca. Afirmación que secundó el otro subgobernador de Banxico, Jonathan Heath: “Son bastantes los argumentos en contra de las reformas a la ley del Banco de México. Uno de los más importantes es que no se vale reformar una ley para favorecer a una sola empresa, en especial con antecedentes negativas con la SEC de EU”.

Otra voz discordante es la del diputado, Porfirio Muñoz Ledo, que en su cuenta de Twitter escribió: “Atención compañeras y compañeros diputados. La minuta del Senado para modificar la Ley del Banco de México es muy peligrosa. Obliga a esta Institución a comprar todos los dólares que le vendan sin comprobar su origen. Ello implica involucrar a Banxico en actividades ilícitas”.

Por cierto, el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, no ha hecho ningún comentario en torno al caso de Banxico. Quizá tema que lo desmientan por enésima ocasión en Palacio Nacional.

¿Al experimentado legislador, Ricardo Monreal, se le pasaron estas señales? ¿Prefirió ignorarlas? ¿Le ganaron las prisas por quedar bien con el presidente López Obrador o alguien más? Tan sólo el pasado sábado, Monreal presumía la aprobación de 24 temas que “generarán una revolución en el México moderno”.

Seguramente que sí, por las consecuencias impredecibles que tendrán en el corto o mediano plazo. Tal el caso de la reforma a Ley de Seguridad Nacional que autoriza a las fuerzas armadas a certificar a los agentes extranjeros que vengan a México.

William Barr, fiscal general de los Estados Unidos, dejó claro en un comunicado del Departamento de Justicia, que las nuevas reglas benefician a las organizaciones del crimen organizado y afectarán las operaciones conjuntas con México.

El gobierno estadounidense considera estos cambios como una respuesta a la detención del general Cienfuegos, a fin de dificultar el trabajo de agentes estadounidenses en el combate a los cárteles de la droga, generando un enfriamiento de la relación bilateral.

Otra reforma aprobada que “generará una revolución en el México moderno” es la del sistema de pensiones, que impone un tope a las comisiones que cobran las Afores, anula la competencia y la posibilidad de obtener mejores rendimientos para los individuos.

El gobierno de la #4T, consolida su anhelo de hacerse de este botín; pretende en el mediano plazo hacer inviable la existencia del sistema de los fondos de pensiones para que, eventualmente, pueda convertirse en único administrador de esos fondos y cambiar los criterios de su inversión, que podrían ser sus proyectos insignia, como el Tren Maya.

Así las cosas, convendría reflexionar bajo qué criterios legislan los representantes del pueblo bueno. El presidente López Obrador afirma que “ya no están al servicio de poderes económicos”.

Entonces, dónde queda la autonomía del Poder Legislativo, sí se somete a un gobierno que pretende centralizar todo el poder e ignorar a la sociedad civil.

VERICUENTOS

2021, esperanza

Estimado lector, en la cuenta regresiva de este singular 2020, espero esté bien y goce en familia de las celebraciones navideñas y año nuevo. Sin duda, han sido meses aleccionadores en lo personal y en lo social. Deseo sinceramente que está evolución nos transforme en mejores seres humanos en lo individual y lo colectivo. Lo necesitamos y lo merecemos, para hacer del próximo 2021 un año de renacimiento y esperanza. Reciba un entrañable abrazo, que sus anhelos se cumplan hoy y siempre. ¡¡Felicidades!!

Gracias por su tiempo y confianza, por su apoyo a lo largo de este año. Tomaremos un necesario descanso. Nos leemos el próximo martes 12 de enero de 2021.

@guillegomora

*Nota del editor: imagen en portada: captura de video*