Andares Políticos

por Benjamín Torres Uballe

AMLO vs. empresarios: ¡así no!

Cuando México se ahoga en los borbotones de la sangre derramada a causa de miles de cadáveres  provocados por la violencia, cuando tantas familias sufren el infierno por la ausencia forzada de seres queridos y los más de 120 millones de mexicanos vivimos en la zozobra cotidiana de la inseguridad a lo largo de todo el territorio, enmarcado, en la ausencia del estado de derecho, atestiguamos el virulento encontronazo entre Andrés Manuel López Obrador y los empresarios.

La anarquía que asfixió a Meade, al PRI y a… Ochoa Reza

La anarquía es entendida como desconcierto, incoherencia y barullo, en una de las acepciones de la Real Academia Española. Sentido que puede ser utilizado para describir con absoluta precisión lo que sucede en el equipo de campaña de José Antonio Meade, candidato priista a la Presidencia de la República. El caos es evidente, excepto para quien se supone que debería poner orden: el Presidente.

Estar en el sitio equivocado (o la estupidez de un fiscal)

Jalisco se unió a los estados donde las bandas del narcotráfico imponen su ley. En la esplendorosa Perla Tapatía hace tiempo se perdió la paz y la armonía que le caracterizaba, la cual atraía, entre otras cosas, a miles de visitantes nacionales y extranjeros. Cuna del tequila y el mariachi, la progresista y enjundiosa entidad permanece atrapada en una ola de violencia sin precedente, que aterroriza a la población.

El cate de Slim a AMLO

Andrés Manuel López Obrador está totalmente ensoberbecido. A su enorme dosis de necedad hay que agregar el afán patológico de confrontarse innecesariamente con sectores del país, cuyo poder es evidente. Desde luego que no nos referimos a ninguno de los grupos políticos; ésos son indefendibles desde cualquier óptica. La referencia es acerca de los recientes “desencuentros” de AMLO con banqueros y empresarios.

Héctor Astudillo y el 'regaño' a la BBC

El macabro festín de sangre continúa en México. En el gobierno, sus tres niveles incluidos, nadie parece estar dispuesto a mancharse el costoso traje para hacer frente al dantesco infierno de la violencia que a cada minuto se multiplica cual hidra incontrolable. La mejor estrategia de las ineptas autoridades consiste en repartir anacrónicos boletines y dar soporíferas conferencias de prensa asegurando que nadie está por arriba de la ley, que, como en todo caso, se atrapará a los culpables.

El servilismo del Tribunal Electoral

El problema sustancial de las instituciones en México es que la ciudadanía ya no cree en ellas. Toneladas de desprestigio pesan en su imagen ante la opinión pública. Los motivos son muchos y recurrentes. Tradicionalmente subordinadas al Poder Ejecutivo, casi todas han desarrollado una convenenciera pero rentable sumisión. El caso más reciente lo regaló este martes el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), que sospechosamente corrigió otra vez al INE.

El discurso de EPN (o mandar a la Chi… na a Trump)

La sorpresa fue generalizada ante el discurso más afortunado del presidente Enrique Peña Nieto en lo que va del sexenio. Tan cuestionado con justificada severidad por su retórica en innumerables ocasiones —no exenta de varios dislates—, el mexiquense se mostró firme y contundente para fijar el posicionamiento del gobierno mexicano ante el anuncio del presidente

Campañas electorales: 90 días más de lodo y despilfarro

Tras el periodo vacacional de la Semana Santa, cuando muchos mexicanos —intencionalmente y con justificada razón— se olvidan de las infaustas noticias y recargan baterías luego del cotidiano desgaste que provoca el entorno violento que priva en el país y también de un proceso electoral que por largos momentos asemeja a una detestable cloaca, aquí reanudamos Andares Políticos.

El hartazgo empresarial (o pedirle peras al olmo)

Sin distorsiones, en lo que es una demanda social generalizada, la cúpula empresarial exigió a los candidatos presidenciales —en presencia de Enrique Peña Nieto— pasar de los agravios, las respuestas fáciles y superficiales, que sólo apelan al encono social y a la división…, a un debate serio, profundo y responsable sobre el país que estamos construyendo”.

Páginas

Suscribirse a RSS - Andares Políticos