Andares Políticos

por Benjamín Torres Uballe

La CNTE, ¿principio del fin?

En México, al igual que en otros países, los tiempos políticos se establecen convenencieramente en función de la rentabilidad que proporcionen. Por ello, no sorprende la captura y encarcelamiento de los líderes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), Rubén Núñez Ginez, secretario general de la Sección 22 en Oaxaca, y  su secretario de Organización, Francisco Villalobos Ricárdez, ahora recluidos en el Cefereso de Hermosillo, Sonora.

No ganó el PAN; fue la sociedad

A medida que se diluyen los efectos de la resaca por el sorprendente e inesperado triunfo panista a costa del ahora alicaído Partido Revolucionario Institucional (PRI), en las pasadas elecciones, la realidad y lo que se le viene encima al partido azul comienza a vislumbrarse: dejar de ser el instituto político mediocre en que se convirtió a causa de las disputas internas por adueñarse de su control y volver a ser el contrapeso al poder, una obligación ineludible.

¿Y las 10 gubernaturas, don Manlio?

La arrogancia de Manlio Fabio Beltrones se desborda por los poros de su piel. Se sabe un político experimentado, eficaz, hábil operador político. Entregó muy buenas cuentas al presidente Enrique Peña Nieto como coordinador de la bancada priista en la Cámara de Diputados cuando se aprobaron las reformas estructurales, el proyecto estrella del mandatario mexicano.

Televisa, ¿cuánto tiempo más “soldado del PRI y del presidente?”

La tecnología es el motor del cambio. Un concepto irrefutable que dejó de ser mera teoría para convertirse en una ley de la era moderna. “Durante los últimos 300 años, la sociedad occidental se ha visto azotada por la furiosa tormenta del cambio. Y esta tormenta, lejos de menguar parece estar adquiriendo nueva fuerza”, escribió Alvin Toffler en su famoso libro El Shock del Futuro, publicado a principio de los años 70

Mal humor no, señor Presidente, es ira social

La Real Academia Española, en una de sus definiciones de la palabra ira, dice: “Sentimiento de indignación que causa enojo”. Y esto viene a colación por el comentario que me envió el miércoles —a propósito de mi columna titulada “Las inútiles y costosas campañas electorales”— don José, un gentil lector y propietario —según me comparte— de un pequeño negocio en la Ciudad de México. Reproduzco textualmente el sucinto contenido de su correo electrónico:

Las inútiles y costosas campañas electorales

Una de las maneras más lastimosas e inútiles que existen en México para tirar el dinero de los contribuyentes es lo destinado a las desprestigiadas campañas electorales. Ese añejo sistema no aporta un ápice a nuestra endeble democracia. En contraparte, sólo sirve para destapar las cloacas de los adversarios políticos, para denostar a costa de lo que sea. Lo importante es que el “rival” a vencer no gane, al fin y al cabo los recursos para hacerlo están garantizados por el erario.

Páginas

Suscribirse a RSS - Andares Políticos