Andares Políticos

por Benjamín Torres Uballe

Ricardo Monreal y el mal karma

En México, ningún político posee las cualidades mínimas que le permitan arrojar la primera piedra cuando de corrupción se trata. Ni siquiera aquellos probos que hipócritamente pretenden envolverse en la bandera de la honestidad. No existe, pues, político honrado –al menos este columnista no lo ha conocido aún– y tratar de encontrarlo pareciera tan sólo una utopía.

Recorte presupuestal, a cargo de la sociedad

Vaya que el proyecto de egresos 2017 ha generado mucha controversia. Los motivos para ello son abundantes. El origen de los diversos puntos de vista radica principalmente en el enfoque que, al menos en la publicidad, dicho presupuesto ostenta: “la austeridad”. Pero también en la forma con la cual el discurso oficial pretende venderlo, mediante el engaño de que el apretón de cinturón es sólo para el gobierno, lo que es verdad a medias. Vea usted, amable lector, las inconsistencias que ya han surgido.

Un gobierno que genera salarios de miseria

Hablar de las penurias que azotan de manera inclemente a los mexicanos, es hacerlo necesariamente de los elevados niveles de desempleo que privan en el país. A pesar del injustificado optimismo oficial que presume la creación de empleos en cantidades superiores a sexenios anteriores, esto, hay que precisarlo, es parcialmente cierto; la realidad es completamente distinta.

El "regaño" de Narro a los senadores del PRI

“Porque yo les digo a ustedes que no tengo ninguna duda de que el nuestro es un país extraordinario, lleno de historia, de cultura, de antecedentes, con una enorme biografía, pero sobre todo, con un presente espléndido, y habría manera de decirlo, no sin problemas, y a mí me enseñaron que para resolver problemas, lo primero es reconocerlos, al mismo tiempo con una enorme perspectiva”, les dijo el doctor José Narro Robles a los senadores del PRI en Ixtapan de la Sal.

EPN, ¿alternancia en puerta?

A medida que transcurre el sexenio, la popularidad, la aprobación y hasta la simpatía con que arribó al poder Enrique Peña Nieto se diluyen a pasos agigantados. La llegada del mexiquense a Los Pinos generó grandes expectativas, luego de que los gobiernos panistas no cumplieron con las  promesas hechas a la sociedad. Hoy está a la vista un Presidente desangelado, que se resiste a tomar las decisiones precisas para atender la delicada situación que el país enfrenta.   

Los “agravios” al Presidente

La señora Carolina Monroy del Mazo, secretaria general del CEN del PRI, aseguró el sábado pasado que “no permitirán un solo agravio más al Presidente de la República”, y advirtió que cada ofensa tendrá respuesta. Es comprensible que la prima del mandatario defienda a la familia y aún más con su ilustre pariente ante la intensa ola de críticas y golpeteo de los que es objeto.

Si ya sabe que no aplaudimos…

“A veces nos quedamos muy marcados con las malas noticias, que pareciera fueran comunes o fueran las que a veces más se destacaran. Y se olvidan y dejan de lado las buenas noticias, que mucho cuentan, que impactan positivamente en la vida, y en la vida cotidiana de las familias mexicanas”, dijo el presidente Enrique Peña Nieto durante una gira de trabajo por Hidalgo el pasado martes.

Sexenio de escándalos y frivolidades

Los escándalos llegaron y se convirtieron en parte intrínseca de la administración del presidente Enrique Peña Nieto. El más “célebre” es, sin duda, el de la Casa Blanca, pero el que lo bajó del pedestal y terminó con la luna de miel fue el lamentable caso Iguala, con la desaparición de los normalistas. Ambos asuntos persiguen al mandatario a todas partes, dentro y fuera del país.

Páginas

Suscribirse a RSS - Andares Políticos