Andares Políticos

por Benjamín Torres Uballe

Los “osos” y desmentidos en Morena

Cuando López Obrador abrió las puertas de Morena, entró por ella gente valiosa: operadores políticos de primer nivel, capaces y, además, honestos. Cosa rara en la clase política nacional. Pero con ellos también llegó una abrumadora mayoría de  arribistas, trapecistas, individuos de dudosa reputación, sin preparación, y en no pocos casos, de una vulgaridad tal que es motivo de pena ajena.

Peña, ¡no te vayas!

Me encuentro en un profundo dilema existencial: ¿por qué será que de una semana a otra empecé a extrañar al presidente Peña Nieto? Tantas atrocidades, mal gobierno y corrupción gigantesca durante su gestión, debieran ser  motivo suficiente para aborrecerlo, para desear que hoy sea ya 1 de diciembre y que desapareciera por siempre del escenario político. Pero no, de súbito me di cuenta que empiezo a observar todas sus “cualidades” como mandatario:

La ejecución de Valeria

La escena era conmovedora: una madre, a cientos de kilómetros, lloraba la muerte de su hija. La joven estudiante de medicina había sido acribillada de nueve tiros por un sicario. El crimen sucedió en Ciudad Mendoza, municipio de Veracruz, mientras Valeria Cruz Medel se ejercitaba en un gimnasio.

México: los nubarrones del porvenir

En la descomposición que invade al mundo por todos sus rincones, México es actor destacado. La corrupta clase política participó decididamente a que ello sucediera. Ni priistas, ni panistas, ni perredistas, principalmente, están exentos de culpa por la terrible situación en que se encuentra nuestro país, aunque todos los partidos políticos, sin excepción, merecen la más implacable anatema social.

Las “piedritas” en la agenda de AMLO

Cancelar o no la construcción del Nuevo Aeropuerto de México (NAIM) en Texcoco, se ha discutido hasta la saciedad. En el análisis no han escapado todos los ángulos posibles. Personajes muy prestigiados de todos los sectores sociales han vertido sus puntos de vista; también lo han hecho quienes no tienen autoridad moral para ello, incluso, los que nada sabemos de seguridad aérea. Pero así es la democracia y resulta obligado respetarla.

Páginas

Suscribirse a RSS - Andares Políticos