El ciberbullying, forma de acoso común entre jóvenes

Autor: Secretaría de Salud

  • Cuando un joven se ve expuesto a este tipo de violencia puede presentar trastornos mentales como ansiedad y depresión.

El ciberbullying o el acoso cibernético entre iguales es una agresión intencionada y deliberada donde a través de la difusión de información, imágenes o mensajes se ataca a una o a un grupo de personas.

En México el acceso a las tecnologías digitales es predominante entre la población joven. Datos de 2014 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), indican que el 80 por ciento de los menores entre 12 y 17 años, declararon ser usuarios de Internet, situación que los expone a ser víctimas del ciberbullying.

La maestra Fátima Moneta Arce, especialista de los Servicios de Atención Psiquiátrica de la Secretaría de Salud, señaló que en la actualidad es común que se registre este tipo de acoso cibernético entre jóvenes, debido al acceso que tienen a la tecnología y a los medios de información.

Explicó que el ciberbullying tiene tres características: intencionalidad, es decir, hacer daño; periodicidad debe ser recurrente y desigualdad entre el agresor y la víctima, esta puede ser física, social, económica y psicológica.

Indicó que es más agresivo este tipo de acoso, debido a que en las redes sociales la información está expuesta a mucho más personas, quienes al conocerla se unen al agresor haciendo comentarios, burlas e insultos hacía la víctima, incluso, sin conocerla.

Cuando un niño o joven sufre ciberbullying y no se detecta de forma oportuna, ocasiona en los menores trastornos mentales como ansiedad, depresión, baja autoestima, padecimientos que los pueden orillar al suicidio.

Por ello invitó a los padres de familia a involucrarse más con sus hijos, conocer quiénes son sus compañeros, con quién se comunican a través del internet, pero sobre todo, evitar conductas violentas y fomentar en los pequeños valores de tolerancia, respeto y solidaridad, entre otros.

El acercamiento entre padres e hijos, dijo, permitirá que se fortalezca el lazo de confianza para que niño comunique cualquier situación que esté enfrentando, al mismo tiempo los padres podrán identifica cualquier conducta fuera de lo normal como puede ser: aislamiento, tristeza, enojo, miedo e irritabilidad.

La maestra Fátima Moneta Arce destacó que la Secretaría de Salud a través de los Servicios de Atención Psiquiátrica cuenta con seis unidades de atención médica especializada en la Ciudad de México.

En el caso de que se trate de menores que hayan sufrido algún tipo de violencia escolar pueden acudir a recibir atención médica y psicológica a los Centros Comunitarios de Salud Mental de Iztapalapa, Cuauhtémoc y Zacatenco.

*Fuente: Secretaría de Salud del 04-08-2016*