Bomberos marchan en la CDMX; exigen creación de su Secretaría

Con el propósito de apoyar la Iniciativa del diputado constituyente independiente, Ismael Figueroa Flores, que demanda la creación de la Secretaría de Bomberos de la Ciudad de México, elementos de  esta institución marcharon este miércoles desde su central hasta la sede de la diputación constituyente, donde llevaron a cabo una manifestación de apoyo para dicha solicitud.

Figueroa Flores explicó que una de las Iniciativas es la creación de una Secretaría de Bomberos, y la otra es para mejorar las condiciones laborales de la policía de la CDMX.

Aseguró que los mecanismos de prevención en materia de Protección Civil son insuficientes y los de reacción inmediata exiguos para esta ciudad, que no está preparada para afrontar un desastre de grandes magnitudes, que pondrían en riesgo la vida de 12 millones de personas que viven y transitan diariamente por la capital del país.

 Destacó que el Heroico Cuerpo de Bomberos es una de las instituciones sobre las que descansa el mayor peso de reacción ante un desastre o emergencia, mismo que  está integrado por 1 mil 928 personas, las cuales se encuentran distribuidas en 19 centros de trabajo -17 estaciones y 2 módulos – en 14 delegaciones, sólo Iztacalco y Milpa Alta no cuentan con estas áreas.

 Aunque reconoció la evolución presupuestal en la asignación de recursos desde  2013, se requiere la creación de una Secretaria, que sea dotada de un mayor presupuesto, que proponga el desarrollo de políticas públicas de gestión integral del riesgo y atención inmediata de emergencias, que regule y oriente las actividades transversales de cada uno de los entes públicos, subrayó el diputado constituyente Independiente.

 Precisó que la complejidad territorial y social de la ciudad, hace necesaria establecer un Sistema Integral de Gestión del Riesgo, a fin de garantizar mejores condiciones para atender las Emergencias diarias, que permitan salvaguardar la integridad de las personas, mantener continuidad de operaciones y restablecer la normalidad ante una emergencia, riesgo natural o antropomórfico.

 Dijo que el crecimiento de la CDMX impone nuevos retos en la atención de las emergencias, la saturación de vialidades aumenta significativamente los tiempos de respuesta en la atención a las emergencias, aunado a la saturación de los espacios habitacionales por el aumento en la densidad poblacional, situación que requiere de modelos y esquemas nuevos, que optimicen el uso de recursos humanos y materiales para garantizar la continuidad de operaciones, concluyó Ismael Figueroa.