Alteraciones del reloj biológico y el metabolismo provocan obesidad

Fabiola Méndez / Damián Mendoza

Por sus investigaciones de los ritmos biológicos, su relación con el metabolismo y cómo el cuerpo regula los procesos a lo largo del día, la doctora Lucía Mendoza Viveros, del Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIBm) de la UNAM, fue reconocida con la Beca para Mujeres en la Ciencia LOréal-Unesco-Conacyt-AMC 2019 en el área de ciencias naturales.

Con su proyecto Relojes hipotalámicos en el control central del metabolismo, Mendoza Viveros advirtió que cuando el reloj biológico y el metabolismo no están sincronizados producen daños a la salud como la obesidad, enfermedad que no sólo es consecuencia de malos hábitos alimenticios o sedentarismo, también aparece por una falta de sincronización de las actividades diarias y los ciclos de luz y oscuridad en el ambiente.

En ese contexto, dormir poco, trabajos nocturnos, jornadas laborales de 24 por 24 horas, son factores que contribuyen a esa condición, “la privación prolongada de sueño afecta la tolerancia a la glucosa y la respuesta a la insulina y el metabolismo responde de manera inadecuada. Cuando esa situación es sostenida, durante años de trabajo nocturno o desveladas, las consecuencias pueden ser más graves”, afirmó Mendoza Viveros.

Esta investigación comenzó en 2018 con la colaboración de los grupos de trabajo de Lorena Aguilar Arnal, del IIBm, y de Ricardo Orozco Solís, del Instituto Nacional de Medicina Genómica. “Tiene mucha relevancia sobre todo por la prevalencia de la enfermedad en México”, resaltó Mendoza Viveros.

Para la doctora en Biología Celular y de Sistemas por la Universidad de Toronto, es un honor este reconocimiento. “Me hizo pensar en las mujeres que a mí me han inspirado en el mundo de la ciencia, aspiro a ser como ellas”.

*Fuente del texto: UNAM Global https://bit.ly/31egWrk*

**Foto: Especial Internet**