Al año, 400 mil personas llegan a México a realizar turismo médico

Aunque el sector del turismo médico en México no está del todo regulado, y por ello no existen cifras oficiales de las personas que visitan el país con el fin de una intervención, expertos de la Universidad Iberoamericana calculan que cada año 400 mil turistas, de los que 80% son estadounidenses, acuden a servicios médicos de la Ciudad de México, Monterrey y Tijuana, sin incluir a Cancún, que es el destino más avanzado y organizado en el ramo.

Así lo explicó el maestro Roberto Montalvo, coordinador de la Licenciatura en Administración de la Hospitalidad de la IBERO, quien junto con los maestros Jorge Smeke y Jesús Valdés, colegas del Departamento de Estudios Empresariales de esta Universidad, así como con apoyo de la Universidad DePaul (Chicago), la Universidad Nebrija (Madrid) y la Universidad del Caribe (Cancún), realizan una investigación que busca diseñar un modelo para la gestión del turismo en México, respaldada por el Fondo Sectorial de Conacyt y la Secretaría de Turismo.

El proyecto surgió a finales de 2015 como una inquietud empresarial, señaló el maestro Montalvo, quien añadió que representantes de Coparmex se acercaron a la IBERO para buscar propuestas que permitieran dar orden al crecimiento evidente del turismo médico mexicano en distintas partes del país. Desde entonces, con duración de año y medio, ha investigado a este atractivo segmento de mercado, que podría aportarle a México un perfil turístico innovador, distinto al tradicional, enfocado al sector sol y playa.

Tras analizar la situación del mercado, conocer los motivos más frecuentes del viaje de extranjeros a México y a sus participantes, el proyecto se encuentra en su fase final: la concientización de los sectores salud y turístico.

“En esta última fase crearemos una plataforma en la que las empresas puedan evaluarse a partir de ciertos requisitos y estándares, evitando así que cualquiera se anuncie como servicio de turismo médico, sin contar con la capacitación, instalaciones ni cultura de servicio necesarias”, dijo al respecto el académico de la IBERO, quien espera se pueda proponer la creación de algún documento parecido a una visa médica, que permita mantener constancia de este tipo de visitantes.

El turismo médico se conforma básicamente por los servicios de hospedaje y los hospitales. A estos se suman los transportistas y, en algunos casos, los acompañantes de aquellos turistas que viajan para intervenirse. Además de poder encontrar servicios médicos de alta calidad en México, los extranjeros (principalmente estadounidenses y latinos de segunda y tercera generación) encuentran atractivo que las intervenciones cuesten entre 30% y 40% menos que en sus países de origen.

Sin embargo, se debe evitar a toda costa que los precios atractivos se conviertan en el emblema del turismo médico mexicano, pues esto podría dar una mala imagen, dijo el experto.

Al momento, existen tres tipos de destino turístico médico en el país:

Fronterizo: representado por Tijuana y Sonora, donde se realizan cirugías ortopédicas y estéticas, así como odontológicas, respectivamente.

Playa: Los Cabos, Puerto Vallarta y Cancún cuentan con hospitales de buen nivel, certificados por la Joint Commission on Accreditation of Healthcare, que facilita que algunos hospitales estadounidenses envíen a especialistas a operar pacientes en México, supervisados por un doctor mexicano. En estas ciudades se realizan operaciones de cardiología y ortopedia.

Ciudades: la Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara son los destinos favoritos para realizarse cualquiera de las operaciones antes mencionadas, así como para intervenciones de cirugía cosmética y reconstructiva; oncología, ortopedia y cardiología, respectivamente. En estos rubros también figura la ciudad de Matamoros, pero su imagen se ha visto afectada por la inseguridad en la región.

Fuente: Universidad Iberoamericana Ciudad de México-12-01-2017*