Abatir los índices de obesidad y diabetes, reto del sistema de salud capitalino

Uno de los principales retos del sistema público de salud de la Ciudad de México es abatir los altos porcentajes de obesidad y diabetes, sostuvo el doctor Jorge Ochoa Moreno, director general de los Servicios de Salud Pública de la capital del país, en la Unidad Xochimilco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

El país “ocupa el primer lugar en obesidad infantil y el segundo en adultos, además del segundo puesto en consumo de refrescos y bebidas azucaradas”, dijo en la ponencia Hacia la transformación del sistema público de salud. Avances, dificultades y retos.

El fenómeno del aumento de peso en los mexicanos comenzó en 1994, cuando entró en vigor el Tratado del Libre Comercio (TLC), lo que implicó más presencia de alimentos en alto contenido calórico, conformándose ambientes obesogénicos, al no existir una regulación suficiente en materia de productos chatarra.

En el XXV Curso monográfico de medicina social. Hacia la transformación del Sistema Público de Salud. Avances, dificultades y retos subrayó que otro desafío será elevar el financiamiento para el fortalecimiento de los servicios de salud, un tema en el que se están dando avances, pues se espera ampliar el presupuesto en salud el próximo año.

También está la necesidad de instrumentar el expediente clínico electrónico; regularizar la situación laboral del personal de salud eventual y de honorarios, y consolidar las redes integrales de servicios entre las unidades de atención ambulatoria y las hospitalarias.

El sistema público de salud en la Ciudad de México tiene como propósito garantizar este derecho mediante los principios de universalidad, gratuidad, regionalización, accesibilidad, integridad, calidad, pluralidad, equidad, prevención y participación social, pero se han enfrentado dificultades respecto de una fragmentación de las fuentes de financiamiento y algunos mecanismos administrativos poco ágiles, lo que se refleja en alargamiento de los tiempos de contratación de personal y lentitud en los procesos de compra de medicamentos y equipo médico, además de que la representación sindical favorece el ausentismo, el nepotismo y la simulación.

A pesar de este panorama, para el doctor Jorge Ochoa Moreno entre los principales avances del sector público en la Ciudad de México está la ampliación, disponibilidad, accesibilidad y cobertura de servicios de salud.

Muestra de ello es la existencia de 104 centros de salud que ya abren los fines de semana y el caso de la Clínica Especializada de Dermatología que a partir del 16 de septiembre próximo abrirá los sábados y domingos, así como días festivos.  

Además, destacó la legislación sanitaria de avanzada en la que destacan las leyes de voluntad anticipada, la de servicios médicos y medicamentos gratuitos, la de salud para la Ciudad de México (irrupción legal del embarazo) y la de prevención y atención integral de VIH-SIDA.

En cuanto a cifras, el Director General de los Servicios de Salud Pública de la capital del país detalló que en la Ciudad de México más de cinco millones de personas cuentan con seguridad social, mientras que 40 por ciento de la población no la tiene.

Hasta el momento hay 229 centros de salud, 16 clínicas de especialidades –entre las que sobresalen dos especializadas en diabetes, dos en VIH y una en dermatología–, 39 unidades de especialidades médicas y cuatro de servicios de medicina integrativa que incluyen acupuntura, homeopatía, fitoterapia y medicina tradicional mexicana.

En cuanto al programa de atención domiciliaria Salud en tu casa aseguró que se cuenta con 130 equipos integrados por médico, enfermera, trabajadora social, sicólogo, nutricionista y educador para la salud, y se realizan en promedio 560 visitas diarias.

*Fuente del texto: UAM*

**Foto: especial Internet**