Abacus, la supercomputadora más poderosa de México

Ciudad de México. 23 de agosto de 2018 (Agencia Informativa Conacyt).- En el kilómetro 38 de la carretera Toluca-México, entre los grandes árboles del Parque Nacional Insurgente Miguel Hidalgo y Costilla, conocido como La Marquesa, es posible apreciar una imponente y contrastante estructura arquitectónica.

Se trata de un edificio de siete pisos de altura, concebido como variación de una obra escultórica del artista plástico Sebastián, inspirada en un concepto matemático que conjunta esencia geométrica, superficies curvas y simetría.

En el sótano de este gran edificio, una sala rectangular de cristal de 100 metros cuadrados resguarda a la supercomputadora más poderosa de México: Abacus.

Con una capacidad de aproximadamente 430 teraflops —equivalente a 25 mil computadoras portátiles—, Abacus cuenta con un sistema de almacenamiento de 1.2 petabytes que equivale a seis mil veces la totalidad de los documentos existentes en la Biblioteca José Vasconcelos.

Que el edificio que alberga a Abacus esté localizado en la zona del Parque Nacional La Marquesa no fue por casualidad, pues el clima frío de esa región permite mantener controlada la temperatura de Abacus I, reduciendo drásticamente el consumo energético.

Asimismo, las condiciones de la zona permitieron instalarle un sistema de enfriamiento con base en circulación de agua que es enfriada a temperatura ambiente, es decir, que también aprovecha el clima para disminuir el impacto energético de su funcionamiento.