50% de mexicanos, con dolor de cuello por usar dispositivos electrónicos y malas posturas

El uso cada vez más frecuente de gadgets, computadoras y teléfonos celulares en general, aunado a las malas posturas al sentarse para trabajar o mirar televisión, han provocado una serie de malestares físicos a los usuarios. El dolor de cuello (cervical) es uno de los más frecuentes.

Cuando no se trata esta alteración, puede ocasionar malestar en la cabeza, en la parte alta de la espalda, en los hombros, y si se hace crónica, problemas de equilibrio y caídas, advirtió la académica de la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES) León de la UNAM, Adriana Echeverría.

La tecnología normalmente trae consigo beneficios para la sociedad; no obstante, en lo que se podría llamar “efectos colaterales”, en ocasiones viene asociada con ciertos factores que pueden tornarse en perniciosos si no se toman las debidas precauciones.

Por ejemplo, la especialista universitaria, también alerta que si en la jornada laboral la pantalla de la computadora se ubica por debajo de la altura de la vista, la cabeza se fuerza en una posición de flexión que, si se mantiene mucho tiempo, provoca dolor.

Incluso, agrega, ver televisión con la espalda encorvada, o el uso incorrecto de teléfonos inteligentes, hace que las personas adopten posiciones inadecuadas. “Cuando estamos en una posición alineada, la cabeza pesa de 4.5 a cinco kilogramos, pero al ver el celular, la cabeza se inclina hasta 45 grados, con lo que llega a pesar hasta 22 kilos. Este movimiento también lo adoptamos cuando limpiamos o escribimos”, precisó.

La fisioterapeuta señaló que los problemas de postura ocurren por la forma en que colocamos el cuerpo al realizar diversas tareas. “Puede volverse un hábito, y si se mantiene durante mucho tiempo repercute en nuestra salud”, puntualizó.

Dentro de los dolores cervicales mecánicos está el cervicogénico, en el que la zona de molestia es la nuca, porque los pequeños músculos que unen al cuello y la cabeza están en una posición forzada; incluso pueden impactar en la articulación temporomandibular o en la oclusión de la mandíbula, explicó Adriana Echeverría.

“Inicialmente no se sienten molestias de consideración, pero con el paso del tiempo se agravan. Los vicios posturales inician con el simple hecho de que el paciente esté sentado en una mala posición, pues afecta sus lumbares y cervicales”, subrayó.

Además, expresó, no hay rango de edad prevalente para sufrir dolor de cuello. Por ejemplo, dijó, los niños que van a la primaria y llevan mochilas pesadas que los obligan a inclinar su tronco comienzan desde entonces con estos vicios, pero las repercusiones se presentarán en la edad adulta.

Finalmente, la experta de la Universidad Nacional, anoto que “Hay varias alternativas: algunas son analgésicas, como el calor, o la electroterapia, que ayuda a disminuir los síntomas; sin embargo, la base es el ejercicio y la terapia manual para alinear la postura, además de mejorar la respiración y el equilibrio”.

Sin embargo, especificó que la principal pauta es la prevención, y en este sentido contribuyen acciones como posicionar la computadora de manera adecuada, usar el celular a la altura de la cabeza o tener una buena postura al sentarse. Con un tratamiento idóneo se puede conseguir una mejoría significativa para evitar dolores cervicales.

*Nota del Editor: Foto: Especial Internet*