119 cadáveres fueron inhumados irregularmente en Tetelcingo: CNDH

119 cadáveres y diversas bolsas con restos humanos fueron inhumados irregularmente en dos fosas también irregulares, sin apego a los protocolos establecidos y sin que en la mayoría de los casos se realizaran acciones para conocer las causas de muerte e identificación de los cadáveres.

Así lo dio a conocer este jueves la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), que además informó a la opinión pública de la recomendación dirigida al Gobierno de Morelos, encabezado por el perredista Graco Ramírez, a la Fiscalía General del estado y al Municipio de Cuautla.

La Comisión  informó que en la mayoría de los casos no se realizaron acciones para conocer las causas de muerte e identificación de los cadáveres, además de haberse hecho nugatorio el derecho de los familiares de 4 personas a recibir los restos de sus seres queridos, ya que no obstante identificaron los cuerpos y solicitaron su entrega, fueron inhumados sin su consentimiento.

“Los restos mortales de todas las personas merecen ser tratados con respeto, y las circunstancias y condiciones de su fallecimiento deben ser determinadas por la autoridad, quien tiene la obligación de actuar para esclarecer los hechos cuando se presuma la existencia de un ilícito. Por otra parte, los familiares de una persona tienen derecho de conocer la verdad sobre la muerte de su ser querido, así como darle adecuada sepultura, conforme a sus creencias religiosas”, precisó en conferencia de prensa, Enrique Guadarrama López, segundo visitador general, de la CNDH.

En relación con los 119 cadáveres, la autoridad competente sólo hizo llegar a la CNDH 99 carpetas de investigación que presentaron irregularidades o deficiencias en su integración, pues en 44 casos se advierte indicios de muertes violentas y la autoridad fue omisa en continuar la investigación para identificar a los responsables, propiciando impunidad. En 15 no hay registro de necropsia de ley; sólo se identificó por su nombre a 21 cadáveres y 98 están pendientes de identificación, lo que se complicará por el indebido manejo de los cuerpos y la falta de condiciones adecuadas durante su inhumación y posterior exhumación, detalló el organismo nacional.

Derivado de lo anterior, la CNDH recomendó al Gobierno de Morelos brindar la reparación integral del daño, que contemple atención médica y psicológica a los familiares de 4 víctimas que fueron identificadas y cuyos cuerpos no fueron entregados a sus familiares, así como una compensación y/o indemnización justa; y que en coordinación con los municipios se recabe información de los terrenos que son utilizados como cementerios de manera irregular, para su resguardo y con la Fiscalía General se realicen acciones de exhumación calendarizadas apegadas al Protocolo para el Tratamiento e Identificación Forense, especificó la institución.